Envío GRATIS a partir de 50€ Portes gratis
 
Confianza Online

lunes a sábado: 10:30h - 21:30h

  • 12
  • Agosto
  • 2020

¿Sexo en el agua? Te explicamos qué debes tener en cuenta

Publicado por Lovesexing en Cultura Sexual, Fantasías Sexuales, Tendencias Sexuales, Pareja
Sexo en el mar

El mes de agosto es el mes de piscina y playa, de vacaciones y relax…. Ahora que todavía los termómetros están que arden, debemos aprovechar a hacer todo lo que sólo podemos hacer en verano. Si eres de l@s que durante el resto del año disfrutan del sexo en la bañera o en la ducha… seguro que ahora estás muy pero que muy tentad@ a disfrutarlo en el mar o la piscina. En Lovesexing, queremos darte algunos consejos sobre los problemas que podría acarrear esta práctica tan apetecible para que los tengas en cuenta y disfrutes siempre de tus relaciones de forma segura. 

 

Aumenta el riesgo de embarazo

Al afirmar que las prácticas sexuales en el agua incrementan la posibilidad de tener un embarazo, no nos referimos a que el agua te deja directamente embarazada, sino que, si utilizas como método anticonceptivo el preservativo, éste podría dañarse. En el caso de tomar un anticonceptivo vía oral o vaginal como la píldora o el Diu, no tendríamos este problema. Los preservativos, al ser de látex, pueden perder eficacia, ya que este material se vuelve poroso y hay más posibilidades de que se rompa. No obstante, al mismo tiempo, el hecho de tener relaciones sexuales en el agua comporta un menor riesgo de embarazo, ya que el espermatozoide puede no entrar tan fácilmente en el canal vaginal o quedarse por el agua. Pero, todo puede pasar. Para evitar este tipo de problemas, nosotros recomendamos el juego preliminar en el agua y la penetración realizarla en una zona seca.

 

¿El agua mejora la lubricación?

Definitivamente, no. Todo lo contrario, el agua del mar o la piscina limpia y hace desaparecer la lubricación natural de la mujer durante la excitación. Esto puede provocar rozaduras y pequeñas heridas en los genitales o incluso aparición de infecciones como la candidiasis. Además, la sal del mar o el cloro pueden producir irritaciones.

 

Aumenta el riesgo de enfermedades de transmisión sexual o infecciones.

Lo mismo que ocurre en lo comentado en el primer punto, el preservativo debajo del agua puede dañarse durante la práctica sexual, por lo que su función de protección quedaría totalmente anulada. Además, debemos tener en cuenta que las relaciones sexuales en el mar, piscina, lago o rio comportan también riesgo de infección, ya que el agua contiene bacterias que en nuestra zona íntima no son bienvenidas. Y no solo eso, debemos tener en cuenta la higiene que se tenga en ciertos lugares, como por ejemplo en las piscinas públicas.

Déjanos tu comentario

Nos gustaría saber su opinión. Por favor, asegúrese de que sus comentarios sean relevantes a esta entrada. Trate de respetar los demás lectores de este blog. Comentarios promocionales, ofensivos o ilegales serán editados o eliminados.

 

Política de privacidad

Responsable: Destrestana S.L. ("Love Sexing"). + info

Finalidad: Gestión de las solicitudes de información y del envío de comunicaciones comerciales. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. + info

Derechos: Acceder, rectificar, cancelar o suprimir y oponerse, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: política de privacidad

Enviar comentario
Política de privacidad
Volver